31 de agosto de 2013

Crecer. . .

                

Mi princesa hermosa, que difícil es verte crecer, querer que nada te toque, que nada te dañe, poder evitarte, todo y cada uno de los golpes que la vida te va a dar, . . . porque como siempre te digo, la vida. .  no es una linea recta, perfecta. . . la vida, tiene cortes, quebradas, piedras, subidas, pasajes de remanso , de paz, áreas luminosas, la vida tiene de todo. . . pero lo único que puedo hacer es acompañarte en este viaje, ser tu compañera. . . .  quisiera regalarte un mundo rosa , lleno de colores, como en los cuentos que te leía  hasta no hace mucho tiempo. .  donde solo hay lugar para príncipes ,  donde no hay maldad. . . . .  pero lo único que puedo regalarte son las herramientas, para que seas una persona de bien. .  que sepa construir , y que por sobre todas las cosas busque la felicidad . .  a pesar de los días grises. . y de las penitencias de mama!!!

          Crecer


Todos nos decían que no iba a ser fácil,
pero nadie nos dijo que sería tan difícil,
que esto de crecer es una revolución interna,
es un constante cambio de planes,
es una necesidad de ser distinto
sin dejar de ser uno mismo.

Que es una cuestión muy personal
pero que puede involucrar a mucha gente
o a poca gente, pero en definitiva, a la gente que nos importa.
Nadie nos dijo que había muchos sentimientos,
a veces muy contradictorios.
La necesidad de estar enamorado,
la necesidad de que ese amor sea correspondido.

A veces no tenemos las armas para lucharle al crecimiento y,
generalmente, debemos conseguirlas durante la batalla.
Nadie nos dijo que podíamos sentir angustia,
amor, dolor, odio, esperanza y
desesperanza en el mismo instante,
que un día íbamos a tener que decidir qué camino seguir.

Muchos tienen la suerte de definirlo en su período escolar,
otros deben hacerlo en sus días de universidad.
A algunos les lleva toda la vida.
Pero hay un momento en el que se decide qué camino transitar.

Así como cuando estamos enamorados...
Primero conocemos a una persona,
comenzamos a mirarla más detenidamente
nos empieza a gustar.
Y sucede en un instante que
nos damos cuenta de que nos hemos enamorado.

También en un instante nos percatamos
de que debemos hacer bien las cosas.
Que no podemos dejarnos abatir por el miedo,
que tenemos que ser nosotros mismos,
seamos quienes seamos,
y así tendrán que aceptarnos.

Pero ser nosotros mismos significa ser sinceros,
amables, saber que un gesto vale mucho
que, a veces, una sonrisa se torna importantísima...

Saber muchas cosas, aprender tantas otras,
de eso se trata crecer y,
en alguna forma, de eso se trata la vida.

De eso se trata la vida... elecciones, crecimientos, aprendizajes...
no podemos crecer sin dejar inevitablemente cosas atrás,
deshacernos de las viejas creencias, de las cosas que nos limitan,
animarnos a salir de nuestras zonas de comodidad para correr algún riesgo...

Es difícil?
Claro que lo es!!!
Pero la sensación de haber atravesado algo importante, de haber enfrentado algo que nos costaba, de haber salido adelante, es única,
intransferible, inigualable.

Todo el tiempo decidimos qué caminos transitar.
Todo el tiempo estamos a tiempo de parar, de volver atrás, de desandar
camino, de cambiar el rumbo.
Siempre.
Y aunque parezca que el momento "pasó",
la vida siempre nos da una segunda oportunidad...

Confiemos más.
Analicemos menos, y disfrutemos del poco o
mucho crecimiento que cada uno de nosotros pueda lograr...

4 comentarios:

  1. Es el amor que se esfuerza por negar la inevitable separación de las vidas en su tarea planetaria. Pero esta separación es solo aparente. Una vez juntos, continuaremos para siempre juntos, más allá del sueño de la vida y de la falsa muerte.

    ResponderEliminar
  2. Mario: Gracias por tan sabias palabras, tengo clarisimo, que mis hijas son hijas de la vida, . . se que haran su vida, buscaran sus destinos. . pero no puedo evitar, querer que no sufran, evitar que se equivoquen, porque se que el sufrimiento, las malas decisiones, son parte del aprendizaje, y también se que lo que es para mi sufrimiento, para otros no lo es. . todo lo se. . pero madre al fin!!,Cariños , coterraneo.

    ResponderEliminar
  3. Anne estoy conmovida con lo que el tema por usted tocado al igual que usted tengo hijos machos y hembras y hacerlos hombres y mujeres de bien es una labor que requiere de paciencia , quiera mi diosito me de vida para verlos en su justo camino.
    Saludos
    Giomara

    ResponderEliminar
  4. Hola Giomara, este tema que he tocado, no es exclusivo mio, es un denominador común a madres de todo lugar, color , posición social , creo, que a todas nos pasa, solo que algunas tienen ayuda en la resolución de las distintas circunstancias y en otras es todo a coraje y aprendizaje, sobre la marcha y tratando de dar lo mejor de nosotras, muchos cariños, y gracias por el comentario, siempre es muy lindo leer, lo que me cuenta.

    ResponderEliminar