Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2011

Nos acostumbramos. . . . . .

Imagen
Nos acostumbramos a vivir en pisos y a no tener otra vista que no sea las ventanas de alrededor; y porque no se tiene vista, luego nos  acostumbramos a no mirar para afuera. Y porque no miramos para afuera, luego nos acostumbramos a no abrir del todo las cortinas. Y porque no abrimos del todo las cortinas, luego nos acostumbramos a encender más temprano la luz. Y a medida que nos acostumbramos, olvidamos el sol, olvidamos el aire, olvidamos la amplitud… Nos acostumbramos a despertar sobresaltados porque se nos hizo tarde. A tomarnos el café corriendo, porque vamos atrasados; acostumbramos a no mirar para afuera; a leer el periódico en el autobús porque no podemos perder tiempo; a comer un bocadillo porque no tenemos tiempo para almorzar; a salir del trabajo ya de noche; a dormir en el autobús porque estamos cansados; a cenar rápido y dormir pesadamente sin haber vivido el día. Nos acostumbramos a pensar que las personas cercanas a nosotros estarán siempre ahí y a creer que están bien…

Fondogate. . . . . .

Imagen
Definitivamente, es el escándalo menos pensado. . . . si bien, el Fondo Monetario, siempre es noticia, ya sea por sus salvajatajes, o intervenciones  en los paises mas sumergidos. . . . etc. . .pero . . . . . este escandalo de tintes de pelicula de intrigas politicas. . . no me lo esperaba . . . . .y genera en mi un  Déjà vu. . . . . . . . . .   viene a mi mente , cuando pasan estos hechos que son "impensables". . . . .   de los que te quedan un montón de dudas, y un montón de preguntas. . . . .  y siempre me llevan a la misma conclusión de que de la "misa me creo la mitad" , Ahora, bien  ubiquémonos en el tema. . . . .
El FMI,  es una institución ,   el nucleo central del sistema monetario internacional, es decir, el sistema de pagos internacionales y tipos de cambio de las monedas nacionales que permite la actividad económica entre los países.

Sus fines son evitar las crisis en el sistema, alentando a los países a adoptar medidas de política económica bien f…

Palabras mágicas. . . .

Imagen
He pensado, como quiero pasar este día de la madre. . . . tan especial , . .  en lo personal. ..  ya no la tengo. . . y trato de mirar para mi adentro y ser fiel a mis emociones. . . . .  como ya he dicho, no quiero llorarla, quiero  reírme con sus cosas. . .  con su gran creatividad. . . .  su gran capacidad de sobreponerse, a miles de perdidas . . . .   Se me ocurre , que la mejor forma de honrarla, es tratando de que lo que me enseño , haya prendido, haya germinado, como germina la semilla en la tierra, y se convierte a la larga,  en árbol. . . . . . . . así, me gustaría que mis soles se acordaran de mi. . . . aplicando lo que les enseño. . . .   Y bien. . . . . . . . .encontré este texto. . . . . y me di cuenta , que esas fueron las palabras , que me enseño, mi vieja. . .. . . . y son las que les pienso trasmitir a mis hijas. . . . . . . . . . . . .
Muévete

Mueve tu casa, tu cama, tu cuerpo. Camina, sal por las montañas, sal de la rutina del trabajo, las relaciones …

Sobre heroes y tumbas

Imagen
Sin dudas. . . . sin pensarlo dos veces, un titulo. . . . que todos,  podemos hacerlo nuestro. . . . todos llevamos heroes y tumbas que habitan  nuestra vida. . . . .  mas hoy precisamente me voy a referir, a este libro que en lo personal, fue complicado de leer. . . hablo  de  Ernesto Sabato. Sabato. . . . un escritor , que siempre ha merecido mis respetos, pero . . . . que siempre me ha costado leer. . quizás  porque lo leí a la edad no apropiada. . . . .  en un estado de animo diferente. . . pero me costo. Lo que nadie le puede negar, es su gran dignidad, su estilo, su impronta. . . te guste o no te guste. . . . algo que no comparto, es cuando tildamos, etiquetamos a un artista, sea . . . cual sea su area, y se lo etiqueta, no . .  . . se aprecia su arte . .  por llevar determinada orientacion politica. . . me parece un horror. . . cuando escucho a Shubert, Silvio Rodriguez, Nino Bravo, y otros, no importa cuales,. .  cuando leo a Saramago, a Victor Hugo, a Galeano, a Benedetti. . . …