Tu Luz...

Porque compartiste tu luz conmigo . . . . . a raudales. . . . .

 Un sabio maestro, contó a sus discípulos la siguiente historia:
“… Varios hombres habían quedado encerrados por error en una oscura caverna donde no podían ver casi nada.
Pasó algún tiempo, y uno de ellos logró encender una pequeña tea. Pero la luz que daba era tan escasa que aun así no se podía ver nada. Al hombre, sin embargo, se le ocurrió que con su luz podía ayudar a que cada uno de los demás prendieran su propia tea y así, compartiendo la llama con todos, la caverna se iluminó”.
Uno de los discípulos preguntó: - “Qué nos enseña, maestro, este relato?”
El Sabio contestó: - “Nos enseña que nuestra luz sigue siendo oscuridad si no la compartimos con el prójimo. Y también nos dice que el compartir nuestra luz no la desvanece, sino que por el contrario la hace crecer.”

mezel ṭov .   .  .  .  verekhot

Comentarios

  1. Que Wuapa y guay eres tia.
    Jose

    ResponderEliminar
  2. Su luz hace resplandecer nuestros conocimientos con sus dedicadas entradas.ANGEL

    ResponderEliminar
  3. Hola Angel, mi luz, es pequeñita, es un esbozo y apenas una muestra de mi ser. . . siempre resulta grato , sentir, que lo que escribo, que lo que comparto, de alguna manera es recepcionado, por todo aquel que lee este muy humilde blog.
    Linda tu visita y tu nombre.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo, que lindo, me encanto, que mi luz, sea la tuya. . . que bonito, que puedamos iluminar, aun sin conocer, o ver. . . eso me deja feliz. . . . . gracias por pasar

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los amuletos

Sociedades Tribales

La rosa de los vientos