18 de mayo de 2012

Una carta. . . una enseñanza!!!

Cada día lo confirmo mas, el trabajo dignifica, aleja la delincuencia, nos hace personas mas útiles,
Cuando van a entender los políticos, que es con trabajo, que se sale adelante???
no con planes sociales que les dan dinero, . . . eso no hace mas que fomentarles el ocio, el no saber el  valor, que tiene ganarse la comida del día , . .  cuando lo aprenderán???????!!!. Esto no es nada nuevo bajo el sol
no es una formula actual, tendríamos que mirar un poquito mas la historia, personajes como Abraham Lincoln, un personaje controvertido, que genero admiración y odio, a su manera, en sus propios ámbitos y en diferentes años se caracterizo por imponer cambios que alteraron el curso de la historia de su país, y también  del mundo.
En cierta oportunidad , Abraham Lincoln escribió una carta  a su hermanastro John D. Johnston, quién le había escrito a Lincoln para contarle que estaba en la bancarrota y que sufría graves aprietos financieros en su granja y solicitarle un préstamo; sin embargo, Lincoln le negó el préstamo, pensaba que toda la dificultad de su hermano estaba en el mal hábito de desperdiciar el tiempo, y que resultaría más importante el adoptar el hábito de trabajar antes que obtener un préstamo.
 Vamos a leerla juntos, ojala. .  quienes nos representan , tomaran mas nota de lo que la historia nos ha dejado.

"Querido Johnston:

No creo que sea conveniente que cumpla con tu requisito de darte ochenta dólares. En diversas ocasiones, cuando te he ayudado en poco, me has dicho que con eso te arreglarías, pero al poco tiempo te he encontrado en las mismas dificultades. Esto sólo puede obedecer a un defecto de tu conducta. Creo saber cual es ese defecto. No eres perezoso, pero eres un amante del ocio. Desde que te conozco, dudo que hayas consagrado un día entero al trabajo. No te disgusta demasiado el trabajo, pero no trabajas demasiado, simplemente porque no crees ganar mucho con ello. Tu dificultad radica en este mal hábito: el de desperdiciar el tiempo, es muy importante para ti, y más aún para tus hijos, que rompas con ese hábito. Es más importante para ellos porque tienen más vida por delante, y les resultará más fácil evitar, el hábito del ocio antes de adquirirlo. Ahora necesitas dinero urgente, y mi propuesta es que vayas a trabajar con el mayor empeño, para alguien que pague por ello. Que tu padre y tus hijos se encarguen de la casa y de todo lo concerniente a la siembra, mientras tu vas a trabajar por el mejor sueldo que consigas. Y para asegurarte una justa recompensa por tu valor, ahora te prometo que por cada dólar que obtengas por tu trabajo, y entre el corriente día y el primero de mayo, sea en contante o sonante o en descuentos de tu deuda, te daré otro dólar. De esta manera, si te contratan a diez dólares mensuales, obtendrás de mí otros diez dólares, ganando veinte dólares mensuales por tu trabajo, con ello no quiero decir a St. Louis, a las minas de plomo ni a las minas de California, sino que busques la mensualidad obtener cerca de tu hogar Coles County.

Si haces esto, pronto saldarás tus deudas, y lo que es mejor adquirirás un hábito que te impedirá endeudarte de nuevo. Pero si ahora te ayudo a salir del atolladero, el año próximo estarás en similares aprietos. Dices que casi estarías a cambiar tu lugar en el cielo por setenta u ochenta dólares. Entonces valoras muy poco tu lugar en el cielo pues sin duda con mi ofrecimiento puedes obtener setenta u ochenta dólares en cuatro o cinco meses de trabajo. Dices que si te entrego el dinero hipotecarás la tierra a mi nombre, y que sino devuelves el dinero, me cederás la posesión.

¡Tonterías! Si ahora no puedes vivir con la tierra ¿cómo vivirás luego sin ella? Siempre has sido amable conmigo y no quiero ser rudo contigo. Al contrario, si sigues mi consejo, lo encontrarás más valioso que ocho veces ochenta dólares.

Afectuosamente

Tu hermano"



5 comentarios:

  1. Hola Srta.Anne,me trajo a la memoria un viejo refrán Chino.(Si le regalas a un hombre hambriento un pez, le resolveras el problema de un día, pero si lo enseñas a pescar le resolveras el problema de toda la vida.
    Con mucho afecto.
    Kadin.

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto Kadin, y lo conozco. . .
    Gracias a ambos por sus lindos comentarios.

    ResponderEliminar
  3. Excelente !! Muy bueno Anne :) Un hermano...Un amigo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Beatriz, me alegro, que te haya gustado.

    ResponderEliminar