20 de octubre de 2011

Los nombres que transitamos (parte II )


Siguiendo con  este transitar por ciudades, nombres, historias, hechos,. . .  . . . . . . . . . .  . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Nos vamos . . . . . . .  a Cádiz,ciudad que elegi, por su gran conexión con America,   reconocida  por su  posición  estratégica, que la hizo fuerte   militar y comercialmente, entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo.  De origen fenicio, es el  recinto  ,  más antiguo de occidente,  ciudad con puertas al mar . Por ella transitaron   personajes  históricos como  Anibal, de alli partió  para la conquista de Italia,  Juiio Cesar o Cristobal Colon,  su importancia  se eleva mas alla del ámbito nacional,  involucrada en hitos de gran relevancia histórica ,  por ej  las guerras púnicas, la romanización de Iberia , el descubrimiento de America , la instauración del proceso liberal de España, con su primer constitución, . . . . .ese gran bagaje histórico se  ve  hoy dia reflejado en  sus calles, plazas, jardines , que nos recuerdan su rico  pasado y también la continua mutacion en los nombres de sus calles de mas de tres siglos . . . .

Algunas curiosidades  de sus calles,. . . . un cinco por ciento , llevan nombre de mujer, generalmente , religiosas, santas , vírgenes,  los personajes inmortalizados,  en su gran mayoría, no nacieron en el siglo XX, nos encontramos pues con  la Virgen de las Angustias, la  Virgen de las Palmas o  laVirgen de luz,. . .  sin embargo la Virgen del Rosario, patrona de la ciudad , no se encuentra homenajeada como tal, solo existe una calle , con el nombre  Rosario.
  A, diferencia de otras localidades españolas, Cádiz apenas recuerda en sus vías a mujeres célebres del mundo actual, intelectual o histórico,  siendo  la  excepción, Concepción Arenal, la Gitanilla del Carmelo o Isabel la Católica.
Otras calles interesantes . . . . . Sacramento. . . en ella vivio  Goya,en 1793 , allí  tenía su residencia a finales del Siglo XVIII un ilustrado miembro de la burguesía local llamado Sebastián Martínez.,  quien acogió a Goya en su casa gaditana ,durante los trastornos que le causaba la plumbosis (o saturnismo). Enfermedad que ya habían padecido Caravaggio y Van Gogh. Que le provocó la sordera a Beethoven. Y que Goya sufría por ingesta del plomo que desprendía el albayalde con el que mezclaba sus pinturas.
Un lejano Ayuntamiento de Cádiz tuvo el   sentido común, de conservar, grabados en los baldosines originarios, los nombres que inicialmente tuvieron las calles cuya titulación ha cambiado con el tiempo. Y ese buen criterio nos lleva a preguntarnos  ¿Por qué  la calle que se llamó Alfonso el Sabio ha vuelto a llamarse Pelota?, dejando al descubierto, que Cadiz,  ciudad culta por excelencia, no pagó la deuda de gratitud que debía al más sabio de los Reyes. . . y porque Pelota. . . bien recibe este nombre porque en el siglo XVII existía una finca donde estaba el juego de la pelota. En documentos del siglo XVI aparece llamada como Mesón de Montesinos. Durante años fue conocida como Alonso el Sabio. Una de las grandes vías que comunica dos puntos estratégicos de Cádiz, el Ayuntamiento y la Catedral.
La filosfia, tampoco escapa a esta multifacética ciudad, muy cerca del teatro Falla ,  hay una calle recta y no larga, administrativamente formada por la adición de dos segmentos adyacentes. Los nombres primitivos de tales segmentos fueron Soledad antigua y Soledad moderna; expresiones que cualesquiera que fuesen las intenciones onomásticas de aquellos ediles, inevitablemente suscitan la reflexión del aficionado a la historia del pensamiento y de la vida.
Tampoco son olvidadas las profesiones, es asi, que los gaditanos, tienen su” Bajada del Escribano”  es una  estrecha calle que, como dice su nombre, forma una  pendiente desde el sitio conocido por el Monturrio (Silencio) a la calle Mesón, es una de las pocas que  dan idea del Cádiz antiguo.
No  se sabe del fundamento de ese nombre; se  dedúcese que estando en aquellos lugares la Cárcel, cerca de ella estaría alguna dependencia de la Administración de Justicia, y de ahí, el que los escribanos, entonces clases importante y numerosa transitan por dicha calle, de donde tomó el nombre que la tradición ha conservado. En 1855, en unión con la del Silencio (Cárcel del Obispo) y del terreno entre ambas, se les denominó “Calle de la Villa“ recordando el primitivo origen de la población.
Barrocal.- Recuerda al doctor en Medicina y Cirugía Manuel Barrocal y Ecija, nacido en Cádiz en 1812, que fue del partido liberal, presidente de la Diputación Provincia, de la Academia de Medicina y del Consejo de Administración del Monte de Piedad y médico de la Beneficencia Provincia, muy conocida también como la del Laurel, ya que en 1671 se encontraba allí la casa del capitán Castellanos que tenía un enorme jardín con un laurel.
 La reminiscencia al teatro, la encontramos en la actual  calle  Barrie:
La calle Barrié tiene su entrada por Novena y sale a Topete, su nombre antiguo, con el que aparece en documentos de 1705 era Vestuario y Vestuarios de las Comedias, posiblemente por tener en ella su entrada las dependencias en las que se vestían los actores del teatro de las Comedias.
                En 1855 fue llamada Los Balbos extendiéndose este nombre a las llamadas Plazuela de Orta y la calle Valverde, que entonces era conocida como Beaterio, pero este acuerdo fue revocado al año siguiente.
                Los Balbos, ciudadanos romanos, fueron dos; el mayor y el menor, que eran tío y sobrino,  llevaban el mismo nombre; Lucio Cornelio, el Mayor fue elevado al Consulado, pese a ser extranjero, y el menor, tras conseguir grandes victorias militares fue nombrado Gran Pontífice. Además a él se debe el acueducto del Tempul, que conducía el agua de Jerez a Cádiz y el puente que une la Isla gaditana al continente y que después reformó Zuazo tomando su nombre.
                En Agosto de 1888, el Ayuntamiento decidió llamarle Barrié como homenaje al Mariscal de Campo Enrique Barrié Labros, que junta a Feduchy y Aranda votó a favor de la Construcción en Cádiz. Don Enrique Barrié y Labros, perteneció al cuerpo de artillería, fue mariscal de campo y por su rasgo de votar a favor de la factoría naval gaditana, favoreciendo así los intereses de esta ciudad, mereció la gratitud de los gaditanos. Nació en Madrid y murió en Barcelona.

Dejemos Cadiz. . . . . . cruzamos el océano. . .  que tal si paseamos por las calles . . . por ej de . . .  la Habana,  . . . . . . .y me detendré en aquellas que fueron pisadas por varias generaciones. . . . le tomare prestadas las palabras a   José M. de la Torre  de  su libro de historia de La Habana “Lo Que Fuimos Y Lo Que Somos o La Habana Antigua y Moderna” publicado en 1857. .
Las que me atraparon fueron. . . . .
 De los Oficios.. . . .cual es el origen de su nombre???. .     -Porque desde la plaza de San Francisco hasta la de Armas, estaba llena de menestrales. En 1584, en que La Habana solo contaba cuatro calles, ésta era la principal de ella. Se llamó antes de la Concepción. La casa de portal plaza de San Francisco frente a la bahía conocida hoy por de Armona (y que es la fonda del León de Oro), fue la casa consistorial; y en ella se ve aun el primer escudo de la ciudad. Desde aquel tiempo hasta  1718, sirvieron de habitación a sus sucesores, reservando siempre la sala principal para celebrar los cabildos ordinarios y extraordinarios,. En la casa número 44 vivió la señora doña Manuela de Arango, fundadora de los vínculos de Meireles y de Aguiar. En la del número 57 vivió el Conde de Casa Montalvo y estuvo después el conocido café de Copas. Según se deduce de algunos documentos, esta calle después se llamó también de Redes.”
De lo Empedrado.. . . . . . .  -Por haber sido la primera empedrada (desde la plaza de la Catedral hasta la de San Juan de Dios), desde antes de 1770, con chinas pelonas(sistema de pavimentación, que los españoles acostumbraban emplear en las ciudades de España y América durante los siglos XVII y XVIII.),, que duraron hasta 1838, en que se levntaron para sustituirlas por el actual sistema. Hoy se dice más comúnmente del Empedrado. En la casa número 13 (de la señora doña María del Carmen Pedroso), existen en el zaguán dos vigas partidas por una bomba, en tiempos de la invasión inglesa.”
Algunos historiadores opinan, basándose en otros documentos antiguos, que ya se le llamaba De lo Empedrado a esta calle desde antes de 1641.

Otras calles. . . . Santos Suárez, , tiene su origen en Leonardo Santos Suárez y Pérez, que en unas elecciones celebradas en el siglo XIX salió electo diputado junto con el maestro Félix Varela y Tomas Gener. La mayoría de las casas eran de madera.
En los primeros años de este siglo lo atravesaba un riachuelo, que entraba por lo que hoy es la esquina formada por Lacret y D’Strampes. Al río antes mencionado se le unía un arroyo que aparecía por Cocos, entre Rabí y San Indalecio y corría por los fondos de las casas que estaban en Diez de octubre. Este pequeño río se unía a otro en Rodriguez y Maboa, y le llamaban el río Mayito.
En el año 1915 se empezó a urbanizar el reparto por la firma “Mendoza y Cia”, que por aquella época se dedicaba a comprar fincas, que después parcelaba y vendía. Tiene un parque que data más o menos de la segunda década del siglo.

En Santiago de Cuba,  imposible no hablar de La calle Padre Pico de Santiago de Cuba, o como también se le conoce. . . . la Escalinata de Padre Pico una de las puertas del más santiaguero de todos los barrios. . . . El Tivolí.   Padre Pico fija el límite entre las zonas alta y baja de Santiago de Cuba y soleada desciende hasta el barrio del Tivolí, escenario por excelencia del famoso carnaval santiaguero.
La escalinata cuenta con 52 escalones, agrupados en 13 bloques de 4 peldaños cada uno, y 12 descansos.
Esta obra fue construida en 1899 bajos los auspicios del alcalde Emilio Bacardí, dotando de esta manera, a la ciudad de uno de sus símbolos inconfundibles.
Hasta ese momento el lugar se conocía como Loma de Carvacho, ya que en uno de sus locales de la esquina formada por las calles Santa Lucía y Padre Pico (entonces Calle del Hospital), en el mismo punto donde comenzaba la elevación, había una pulpería, propiedad de un catalán llamado Juan Carvacho Fernández, quien llegó a Cuba en 1832 procedente de Venezuela.
Este señor adquirió otras casas en la propia loma para destinarlas al arrendamiento, lo cual contribuyó a que, con más razón, el pueblo asociara con el nombre a tan pintoresco lugar; hasta que con la construcción de la mencionada escalinata se borrara de la memoria popular el antiguo nombre.
Fue Emilio Bacardí quien propuso y logró que la Calle antigua del hospital se rebautizara con el nombre de Padre Pico, en honor a Bernardo del Pico Redin, cura muy recordado en Santiago de Cuba por su labor benéfica en el Convento de Belén.

La calle Paula, vio nacer a Jose Julian Marti Perez., el poeta máximo de este bello país, que ha marcado a generaciones  de cubanos y de toda America.

Por ultimo, algo que llamo mucho mi atención charrúa, fue la palabra Batey. . .  estudiando, me di cuenta que  eran  una parte en importante en  la geografía ,  la economía y la demografía de  de Cuba. . . . . que son???
A grandes rasgos , son poblados que se crearon en torno a las industrias azucareras, donde , de manera provisional, pernoctaban y guardaban sus enseres los emigrantes trabajadores en estas fábricas procedentes de Haití, Jamaica,Martinica y de forma más definitiva los de República dominicana.En resumen  poblados muy precarios que se fueron creando en torno a la industria del azúcar,  algunos agrícolas, teniendo que ver con las plantaciones de caña y otros como mano de obra de una industria que ha ido desapareciendo.
El central azucarero, con su paisaje cultural, ha sido por varios siglos la imagen que ha identificado  el  desarrollo  industrial  de  Cuba.  La  obsolescencia  de  su  equipamiento técnico, en increíble funcionamiento por más de cien años, hace que en el año 2002 el Ministerio  del Azúcar llevara a cabo una reestructuración,  concentrando  el esfuerzo productivo en aquellas instalaciones más eficientes.

Bien aun me quedan otras calles,  por transitar, . . . mas será en la 3era parte. . . .

Continuara. . . . .

.

3 comentarios:

  1. ¡Qué gusto inmenso el leerte! No puedo dejar de pensar, ¿de dónde sacas tiempo para recabar tal cantidad de datos? Me gustó mucho lo de la tierra de Marián y por supuesto lo de La Habana, que aunque no la considero mi tierra, por azares del destino allí abrí mis ojitos al mundo. Lo de Santiago de Cuba, te cuento que mi Mami cuando estaba embarazada de mí le hizo la promesa a la Virgen de la Caridad del Cobre, que si todo iba bien, me bautizaría en el Santuario del Cobre, así fue, por motivos económicos y de distancia, fui bautizada a los trece meses... ¡fui caminando a la pila bautismal! Saqué esto a colación por la Calle Padre Pico, tenía una hermosa foto al pie de la escalera, la perdí en una inundación que hubo y mi casa quedó sumergida hasta la mitad. Siempre que veo fotos de Santiago y su famosa calle la recuerdo. Besitos, amiga y espero con ansias la próxima entrega.

    ResponderEliminar
  2. Batey. . .de donde saco tiempo. . jajaja, es complicado eso, pues trabajo muchísimo, y ya cuando todas las personas normales duermen, yo leo, estudio todo aquello que me intriga , me gusta.
    Con esto de las calles, la verdad me he quedado corta, porque son tantas!! las ciudades, con historias increíbles, pero no puedo plasmarlas todas , me paso con Cuba, me quede mas que corta, pues es un país, increíble, mas allá de la política, pero como bien decís, junto muchísimo material, que luego hay que ordenar, y ver como lo escribo, para que no aburra, y en el caso especifico de Cuba, me quedaron muchas cosas por decir, pero ya saldare la deuda. ..
    Que lindos recuerdos que compartiste conmigo. . gracias por tu generosidad de siempre. . .
    Sos de esa personas , que da placer tenerlas de amiga. . . . . . . .

    ResponderEliminar
  3. Como siempre es un lujo leerte,pero con esto quedé maravillado, me imagino las (horas nalgas)perdona la frase , pero no se me ocurre otra que dedicaste a tanta investigación . Te felicito de todo corazón.yo

    ResponderEliminar