Burbujas / Defaul

Dos conceptos, que a prima face, nos generan sensaciones diferentes. . . .  te hablo de burbujas, y quizás te acuerdes de  aquellas pompas de jabón que hacíamos cuando eramos chicos. . . . .las multicolores. . . . . . . y. . . ya el  default, nos inspira algo rigido, serio, un concepto indudablemente ligado a la economía. . . . .  y como juntamos estos conceptos???????????

Ni mas , ni menos que en el marco de la economía actual. . . . . 
Una de las mayores ilusiones en la sociedad capitalista es la  convicción de que inteligencia y la riqueza van de la mano. La realidad nos demuestra  que  en la mayoría de los casos,   la riqueza es consecuencia de factores puramente aleatorios. Y, que es esto de las burbujas financieras?????, es un concepto actual??????
Los que se consideran más listos o informados inician un movimiento comprador de determinadas acciones en la Bolsa. De esta manera se produce un movimiento que confirma las expectativas creadas. La euforia crece y dura hasta que alguien advierte que hay una sobrevaloración de esos activos y comienzan a vender. La tendencia se autorrefuerza,  llega un momento en que todos intentan deshacerse de esas acciones, lo que resulta imposible porque no hay compradores, sólo hay vendedores. La burbuja se pincha y el precio de las acciones se derrumba.Estos ciclos de auge y caída siempre han existido. Solo los profesionales  salen bien parados de la crisis porque debido a su experiencia tienen la capacidad e intuición para adelantarse a los acontecimientos. Pero en ocasiones, cuando su riqueza es de gran tamaño, más que prever los acontecimientos, son ellos, los que lo propician.La historia, nos ofrece muchos ejemplos de estas "burbujas"  que producen la creencia en las personas de que tienen a su alcance la posibilidad de enriquecerse, como en un simple juego de niños.
Alrededor del año 1593 el embajador austríaco en Holanda, llevó a este país una serie de bulbos provenientes de Turquía. Eran los famosos tulipanes, que hicieron furor entre los holandeses por la vistosidad que daban estas flores a los jardines. El precio de los bulbos comenzó a subir y cuanto más subían más convencidos estaban los inversores de que aquella era una buena inversión
Un bulbo de tulipán llegó a cambiarse por un carruaje con dos caballos. Hicieron su aparición, ya entonces,  las “opciones de compra” de bulbos, que permitían adquirirlos por un precio pactado en el futuro, entregando sólo un porcentaje del precio vigente en el mercado al momento de firmar la opción. En enero del año 1637 los precios de habían multiplicado por veinte. Fue entonces cuando alguien debió considerar que estaban demasiado elevados y comenzó a vender. Se produjo entonces el famoso efecto “manada” y los precios se desplomaron. La crisis que se desató a continuación afectó la economía productiva y Holanda se vio envuelta en una grave depresión económica que duró varios años.

En 1711 se creó en Inglaterra la Compañía de los Mares del Sur, con la idea de equipar barcos con esclavos africanos para venderlos en Sudamérica. El negocio, que había atraído a miles de inversores, fracasó estrepitosamente por la elevada tasa de mortalidad de los embarcados.


En Francia, en el año 1716, se  creó la Compañía del Mississipi, que emitió valores que serían cancelados con la explotación de los yacimientos de oro que se suponía existían en la Luisiana francesa. Para ganar la confianza de los ahorristas se reclutó a un batallón de mendigos de París a los que se hizo desfilar por sus calles con picos y palas. Cuando alguien descubrió que los mendigos seguían deambulando por las calles en vez de estar navegando rumbo a América,  se corrió la voz y las acciones de la compañía se hundieron estrepitosamente

.

En 1815 un empresario de Boston importó media docena de merinos procedentes de Andalucía. Pronto circuló la idea de que los norteamericanos podían desplazar a los británicos en el comercio de lanas, y una flota de barcos privados atravesó el Atlántico para comprar merinos en Andalucía. Las ovejas que valían un dólar en España, pronto alcanzaron el precio de 1.200 dólares en Estados Unidos. Pero como en otras ocasiones, finalmente el mercado se derrumbó y las ovejas terminaron vendiéndose a 20  dólares.



Un viejo dogma arraigado  de los especuladores en bolsa aconseja,  “ser cauto cuando los demás se muestren codiciosos y ser codicioso cuando los demás sean cautos”.

  
En general, se atribuye la actual crisis financiera internacional, al estallido de una burbuja inmobiliaria en Estados Unidos. Préstamos hipotecarios concedidos de modo irresponsable habrían afectado los intereses financieros derivados de esos préstamos. Esos prestamos,  se revendieron a entidades bancarias del extranjero, dieron lugar a una pérdida de confianza generalizada que derivó en un desgaste en descenso  del crédito interbancario. La pérdida de confianza se trasladó a los mercados de valores y las bolsas se derrumbaron. Esta es la síntesis, pero esa explicación oculta otro fenómeno: la existencia de una superburbuja financiera creada lentamente en los últimos veinticinco años.


Actualmente la consecuencia de la combinación de tres tendencias de la nueva economía capitalista. Primero, la tendencia de largo plazo hacia la expansión crediticia siempre creciente. La sofisticación de los productos financieros ha llegado a tal extremo que ya no es posible saber cuál es la contrapartida real de los compromisos asumidos. Como señala el multimillonario Warren Buffet, los productos “derivados” se han convertido en auténticas “armas de destrucción masiva”
 Y a esto le sumamos  la ausencia de coordinación entre las autoridades monetarias y de supervisión asentadas en sede nacional, lo que ha provocado una falta de control sobre los mercados financieros globalizados. El ritmo acelerado de las inversiones financieras y la eliminación progresiva de regulaciones financieras se han convertido en una mezcla explosiva cuya verdadera magnitud , empieza a aparecer en el escenario economico actual.
.Finalmente, la tercera tendencia reposa en la estructura asimétrica de la globalización, que favorece a la economía de Estados Unidos que está en el centro del sistema y penaliza a las economías menos desarrolladas de la periferia. A pesar de un déficit comercial nunca visto,  que ha elevado la deuda pública de EE UU a nivesles impensado, el dólar sigue teniendo peso por su condición de moneda refugio. Estados Unidos sigue brindando seguridad y atrayendo al inversor.
 Las consecuencias  que tendría el estallido de esta superburbuja  no pueden ser evaluados. Pero si razonamos que cada quiebra de una entidad financiera norteamericana se traduce en la volatilización de activos para los bancos, fondos soberanos u otros inversores internacionales que han llevado sus ahorros a Estados Unidos, es fácil deducir el escalofrío que recorre a las autoridades chinas que poseen un billón de bonos del Tesoro norteamericano.
 Y el default. . . que papel juega??
Históricamente se  demuestra que, en una crisis, la deuda privada tiende a convertirse en deuda pública. El explosivo crecimiento de aquélla en la última década, el fracaso de distintas medidas  de estabilidad como terapia preventiva frente al estrés en las finanzas públicas, la segura ineficacia de su refuerzo, la falta de credibilidad de los programas de ajuste, y el riesgo impuesto al balance del Eurosistema, reflejado en la evolución de la moneda única, exigen sin mayor demora un nuevo marco institucional que permita a la Unión lidiar con la gestión ordenada de un default soberano., es decir, entrar en cesación de pagos.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los amuletos

Sociedades Tribales

La rosa de los vientos