La piedra de la paciencia



Leer,  es la posibilidad que tenemos de vivir situaciones, muchas veces impensadas por nosotros, . . .  nos trasnsporta en el tiempo. . . . . nos pone en la piel de otros y otras. . . . . nos emociona, nos hace reir,
Muchas veces me ha pasado , de leer un libro en una noche, y tambien me ha pasado,  que me cuesta enormemente terminar la lectura, sobre todo , cuando se trata de temas,  que por razones de idiosincrasia,   me cuesta entender, aceptar ponerme en esas pieles. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Hay libros que siempre te acompañaran y otros, como este en particular , del que les hablo hoy. . .. . que me ha permitio en lo personal, saber más de Afganistán o de muchos otros países musulmanes que  exigen penetrar en el silencioso transitar de las mujeres. Y wao fue lo que me impulso  a leer este maravilloso libro que, además, es el ganador de un premio Goncourt y ha emocionado a medio mundo.

Con él,  el lector consigue entrar en el submundo de la mujer para vivirlo, acercarse a las claves de su silencio y hacerse, hasta cierto punto, cómplice del mismo. El terror a la soledad, la búsqueda de un “otro”, la lucha por la supervivencia de los hijos… sentimientos que comparten mujeres y hombres de cualquier cultura son las herramientas que Atiq Rahimi pone en juego para aproximarnos desde la empatía al mundo torturado y castrante de la mujer en la cultura musulmana radical.

Algo de su contenido. . . . . . . .
En la mitología persa, sangue sabur, «la piedra de la paciencia»,........se dice que esta piedra está en La Meca y alrededor de ella millones de peregrinos dan vueltas contándole sus desgracias,  es una piedra mágica a la que uno le cuenta , sus sufrimientos, sus miserias, para confiarle todo lo que no nos atrevemos a revelar a los demás… La piedra escucha, absorbe como una esponja todas las palabras, todos los secretos, hasta que un buen día explota… Y ese día, uno queda liberado.

En esta novela, localizada «en alguna parte de Afganistán, o en cualquier otro lugar», la piedra de la
paciencia es un hombre tendido en un colchón en el suelo, en estado vegetativo a causa de una bala alojada en la nuca. A su lado, su mujer reza por él, le atiende y le habla, mientras en las calles pasan los carros de combate y se suceden los disparos. No sabe si puede oírla, pero la mujer le reprocha haber consagrado su vida a la Guerra Santa, y le desvela, llena de rabia y desesperación, lo que nunca se atrevió a decirle: sus deseos, miedos y frustraciones, y sus secretos más ocultos. La piedra de la paciencia explotará…
La mujer entrelaza en su monólogo hermosísimos cuentos tradicionales persas. Cuentos sumamente crueles llenos de resonancias en el mundo de hoy.

Atiq Rahimi nos enseña un mundo para la mujer desesperado. Un territorio inteligente, sensible y lleno de recursos pero aplastado, sin esperanza, sin salida. Y al mismo tiempo aunque con una voz más “pasiva” nos muestra la vulnerabilidad sobre la que está soportado el control masculino. Hombres engañados y enredados en tradiciones irracionales que hacen inviable un encuentro entre sexos.

Comentarios

  1. Poco frecuentes sus gustos en occidente, interesantes eso si, ¿tiene origenes orientales ud?.Pero genial la escritura.
    Le felicito.La leere con mas frecuencia.

    ResponderEliminar
  2. Hola Anónimo. . . . digamos, que si, tengo mi raiz en otra cultura, a pesar de no haberme criado alli, hay muchisimas cosas que me intrigan, me atraen , esa es la razon por la que investigo , me informo y lo que me parece interesante lo comparto en este humilde pedacito del ciber-espacio.
    Vuelve cuando quieras, siempre es lindo ver, que hay otras personas que comparten estos gustos a veces raros.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los amuletos

Sociedades Tribales

La rosa de los vientos