Primavera en el arte



 Y de repente, . . . me levantaba y como arte de un mago. . . veia los durazneros de Don Pedro llenos de botones, y los ciruelos . . . mas alla . . . . vestidos de  rosa . . .en el  fondo de Doña Maria, . . . . habia llegado la Primavera, la de las tardecitas en bicicleta. . ..  de jugar carreras de embolsados
en el campo recien arado. . . . .  Primavera roja, es decir que sentimos que vamos a nacer. El velado, el oscuro y, según cuentos de infancia (Cuentos de hadas; magia, fe y encanto), malhumorado invierno nos deja pasar hacia el sol (El Sol y su estructura).
Ya mas grande. . . . me incline hacia el arte . . tanto en la pintura, como en la musica, mis sentidos viajaban desde Monet, y sus jardines, de lilas, sus espejos de agua cuyo aspecto se modifica todo el tiempo, gracias a las porciones de cielo que allí se reflejan, que esparcen vida y movimiento. La nube que pasa, la brisa que refresca, el copo que amenaza y que cae, el viento que sopla bruscamente, la luz que mengua y renace, tantas cosas imperceptibles para el ojo de los profanos. . .. . . .

Botticelli y su inolvidable  y célebre Primavera, una escena muy imaginativa llena de figuras de la mitología clásica, representa un nuevo tipo de pintura, muy valorado en los círculos renacentistas cultivados. La pintura equivale a un poema lírico que invoca al espíritu de Venus, la diosa del amor y de la primavera, e invita al espectador a entrar en el reino de la belleza y la abundancia perpetuas, Las nueve figuras de la pintura de Botticelli tienen su origen en un mito de la Grecia antigua y de Roma. Están representadas casi a tamaño natural y se las identifica tal y como están encima de estas líneas. A todas se las asocia a las antiguas celebraciones primaverales, en especial la “Floralia” (los festivales de Flora). Venus simboliza la fertilidad de la estación, mientras que a Mercurio y a Flora se los asocia al mes de mayo.


Por último, los sonidos invadian la vieja cocina. . . . . era como una explosion. . . . . .
todo revivia. . . .es que sonaba  . . . . la primavera de Vivaldi, que  personificaba  a la primavera,  con un sorprendete duelo de trinos de pajaritos a cargo de los violines, de ahí a un ondulante murmullo de fuentes frescas y generosas seguida de una tempestad, tan violenta -despliegue de truenos y rayos- como pasajera. El movimiento se cierra con el canto de los pajaros en medio de la bucólica danza inicial, que de hecho funciona como estribillo.





Feliz Primavera!!!!, . . .mucha , muchisma luz, para todo el que hasta aca llegue.-

Comentarios

  1. Quien escribió esto es un ser humano precioso. Por dentro y por fuera.Que lo digo yo, desde Brasil.

    ResponderEliminar
  2. Gracias!!!, eso es porque tu me quieres. . . .
    Brigado. . . . y lindo verte por aca.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los amuletos

Sociedades Tribales

La rosa de los vientos