24 de julio de 2009

Un. . . comercial




El post de hoy. . . . . . . es acerca de un buen comercial. . . . buen mensaje. . . . . . .
que por un momento nos pone a pensar. . . . . . . .
dice asi. . . . . . . . .

El texto es de un comercial
creado por Washington Olivetto
que fue exhibido en los cines
recientemente.
En el cine, la pantalla queda toda blanca
y la narración dice lo siguiente:

Este comercial no tiene mujer en biquini,

no tiene cachorros,

no tiene niños,

no tiene bebito.

Este comercial


no tiene pareja,

no tiene beso,

no tiene familia tomando el café de la mañana.

Este comercial no tiene música exitosa,

ni tiene efectos especiales.

Este comercial no tiene gente famosa,

ni modelos publicitarios.

Porque este comercial es para vender un producto

que usted adora consumir

y que, tal vez,

usted ya haya comprado

sólo que no lo están entregando.

Es un producto que no tiene marca,

no tiene slogan,

no tiene envoltorio,

ni hace promoción tipo “lleve 3, pague 2”.

Este comercial es todo blanco,

y de esta manera

puede ser entendido aquí y en el mundo entero.

Y además sería muy bueno si este comercial

se pudiera pasar en el mundo entero.


Porque el producto que este comercial quiere vender es

PAZ!

Y mientras que las personas que precisan comprar la PAZ no la compren,
haga así:

Tome un poco de la PAZ
que usted todavía tiene en casa,
y úsela en el tránsito,
úsela en la fila del banco,
úsela en el ascensor,
úsela en el fútbol.
¡La PAZ es un producto interesante!
Porque cuanto más usted la usa,
más PAZ usted obtiene.
Y si todo el mundo la usa
tal vez llegue el día
en que nadie más
precise hacer un comercial
para vender

PAZ.

7 comentarios:

  1. Hola Anne!!
    Sabes que me parece que he visto ese comercial?... y realmente me gusta mucho, deja bastante que pensar, ademas de que es muy original. sale del esquema de todos los comerciales. Y bueno, Me fascina tu blog!!
    Chau!!
    Con cariño,
    Maria Belén

    ResponderEliminar
  2. Wow!!! si que te deja pensando. La verdad que es muy ingeniosa y concuerdo en que debería pasarse en todo el mundo!

    :)

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. En-hora-buena colega!!!!... jeje, ya me parecía que teníamos varias cosas en común. por lo general los que elegimos esta carrera tenemos aficiones por el arte y las letras, y no sólo como observadores, sino que como autores.
    De todos modos algo que dijiste me llamó la atención... y es que tu medio es parecido a nuestro Santiago. Ahí las influencias entre abogados es esencial. Yo ejerzo en una región extrema, al norte de Chile, y curiosamente podemos conseguir más cosas con los tribunales que con buenas amistades influyentes; acá la gente es diferente al resto de los chilenos, el pasado salitrero y la matanza de trabajadores en una escuela, a principios del siglo XX, tiene mucho que ver con su caracter colectivo. Además estamos entre el desierto y el mar, asi es que el medio es muy peculiar.
    Pero cuando se trata de trabajar para el Estado, ahí las amistades salen a relucir, y es que muchos de los funcionarios públicos de esta región (de Tarapacá) son de Santiago. (si hasta se creó un partido político por estos lados para combatir el centralismo que ejerce santiago sobre estas regiones nortinas ricas en minerales). Pero esa riquezase va para la capital.
    En fin... tomo tus palabras, y te cuento que tampoco hablo mucho de mi profesión, por que prefiero ser conocido como Iván el hijo y padre cariñoso, loco por el tour aventura, los computadores,las letras y pinturas que salen del alma, y... entre otras tantas cosas...abogado. Pero disfruto más mi afición a la construcción, que me heredó mi padre. De pronto a tí te pasa parecido... ser abogado, para mí no es un título, es sólo un trabajo.
    abrazos colega... yo también me siento cómodo escribiéndote.

    ResponderEliminar
  4. Hola Anne, que bonito y utopico por desgracia, es raro que se pueda conseguir, mas bien parece que nos gusta comprar lo contrario, cuando quieras me mandas la receta que estare encantada de probar a hacerla.

    Muchos besos!!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Anne, ojalá ese comercial lo pasaran a diario en la TV, en el cine, en las revistas, en la radio de mi país, Colombia, pues la aquí nos hace falta demasiado la PAZ
    Gracias
    Jorge

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos. . . por sus comentarios, y si pienso igual que tu Arima, en eso de la utopía, la paz, hoy por hoy . . . . es un concepto utópico.-
    Gracias a todos, por visitar mi casa

    ResponderEliminar
  7. Hola Anne.
    Alguna vez ví esta "publicidad".
    Deja pensando.
    Éxito. Está interesante tu blog.
    Ya eres parte del mío (Blog) y yo del tuyo.
    Saludos.
    Jpz.-

    ResponderEliminar